El Río Interior del Espíritu

Shanti Ragyi entrevistada por Coqui Santalíz
El Nuevo Día - 3 de diciembre de 2007

ArtesMisticas-23.jpg

Por nuestro país se cuelan seres con capacidad de renacimiento. Chispean su luz en la negatividad. Entre tantas opiniones. Qué suerte. Son duendes. A algunos se les conoce; a otros, no. Shanti Ragyi se pasea entre ellos. Toca y transforma. Es una monja yoguini o un monje-monja. Nada de monjas tradicionales cuando tienes a cinco nietos y la poesía en el alma. 

Los hitos de su vida -que ella llama piedras de toque o golpes de suerte- comenzaron hace casi sesenta años cuando escogió nacer en Santurce de padres humildes y sencillos. Doña Rosa Ramos y don Héctor Barreto. Y si ahora luce el moño que añoraba, fue porque de sus padres aprendió que aquélla que desee un moño lindo tiene que aguantar jalones. Y también eso de que no hay victoria sin dolor. 

Nació escribiendo poesía, cuentos; le gustaba actuar, bailar, y obtenía las mejores calificaciones en español y religión en los diferentes colegios católicos y evangélicos donde estudió. Hizo el bachillerato en Estudios Hispánicos en la Universidad de Puerto Rico y una maestría en Literatura y Medios en la Universidad de Buffalo, siempre animada por una poderosa expresión de vida, que a sus 20 años poseía tintes dramáticos que la llevaron a darse unos cuantos golpes hasta tocar su noche oscura. Hay quien se avergüenza de su noche oscura y hay quien la enaltece.

Cuenta que se sentía desolada, de salto en salto. Metida hasta el ñame en los procesos culturales, publicó una revista de narrativa puertorriqueña, “Penélope o el mundo nuevo”; representó a Puerto Rico en congresos de literatura hispanoamericana en Chile y Nueva York y trabajó para el Instituto de Cultura, dándole su ímpetu a la sección Serie Literatura Hoy y cuyos libros adaptaba al teatro y a la televisión. Asimismo, publicó su primer poemario, “Busco un arma de emergencia”.

''Los grandes conflictos del mundo se resolverían si todos los líderes mundiales decidieran meditar, sentir el amor en sus corazones y reconocer el poder en sus manos para crear y construir en vez de destruir'' 

Mas aquélla, que no era la Shanti, sino la Zoraida Barreto, pizpireta y aventurera, se sentía vacía. No fue hasta que otra poeta, Etnairis Rivera -que regresaba del Perú-, le mostró la meditación, cuando finalmente tocó fondo y rebotó. Se aplicó a la meditación con un fervor sólo explicable por la intensidad de una vocación en ciernes. “Los grandes conflictos del mundo se resolverían si todos los líderes mundiales decidieran meditar, sentir el amor en sus corazones y reconocer el poder en sus manos para crear y construir en vez de destruir”.

Ya en la meditación, aceleró vertiginosamente la carrera hacia su destino. De maestro en maestro no hubo vuelta atrás. No hubo más dudas. En el 1976 realiza estudios de yoga integral con el maestro Sir Renaud de la Ferriere en la Gran Fraternidad Universal. Se mete de lleno en el yoga y en el vegetarianismo. El siguiente año ya andaba por Nueva York realizando más estudios de yoga con el maestro Sw. Satchidananda y en Connecticut en el Ashram Yogaville del maestro. Y llega a sus conclusiones.

“En mi creencia de unidad, absorbo cuanto de ser hay. Un testimonio de la observación interior. El amor nace, crece, se desarrolla y se transforma. Igualmente nos hace renacer, crecer, desarrollarnos y transformarnos. Quien le tema a la transformación le teme al amor”.

El yoga le cambiaría la vida para que ella, a su vez, por 30 años, cambiara a miles de personas. Comenzó en una época cuando esa palabra sonaba a cosa rara. Y la masificó. Pero a ella esa palabra se le metió por dentro, al punto que cuando miramos su imagen física no pensamos que camina, sino que en una asana (postura), anda con la cabeza por el piso, como una muñeca flaca con otra cosa por cuerpo. “La ciencia de yoga nos enseña que la tensión mental crea los problemas en nuestras vidas. La relajación nos ayuda a ver soluciones creativas donde antes veíamos a un problema. Mi práctica ha madurado con el tiempo. Ha sido un proceso lento, orgánico, pausado. Veo el beneficio en mí después de 30 años, reflejando en mi interior. Mientras aguardaba su florecer, mi conciencia buscaba a la luz; mi corazón, la paz; mi mente, el conocimiento que libera y mi cuerpo, la grata experiencia de disfrutar el estar conscientemente alerta, viva. Ahora veo pasar la vida con todos sus acontecimientos como quien ve correr las aguas de un río”. Y por esa conciencia transformadora se levanta para ganarle al sol, a las 4:30, y se acuesta generalmente a las 8:30 p.m. Cada día encuentra su origen. En esa mañana lleva a cabo varias meditaciones y técnicas de luz y de sonido. Practica su yoga. Escribe el diario creativo del amanecer. Se da un buen baño de asiento.

Prepara su té de hierbas, su juego de alimentos vivos y su sopa energética, la cual va saboreando durante el día, preparada con arroz integral, algas marinas, lentejas, calabaza, broccoli. Y entonces, respira nuevamente, abre la puerta del día, se peina su moñito, peina también su sonrisa y su sentido del humor, sus profundos ojos negros y ya está lista para los trajines y la vida.

Por su maestro, Osho Rajsneesh, llegó hasta Puna en la India y recibió la iniciación Sannyasin con el nombre de Shanti Ragyi (Reina de Paz). Se hizo cargo del Centro Bhagwatam, un proyecto modelo autosolvente que educaba a la comunidad en técnicas de relajación y meditación, tanto de base oriental como occidental. 

También de Osho, editó, tradujo y publicó “El libro Naranja”. Así se fue haciendo experta en el manejo de terapias alternas de salud al natural y pasa toda la década del ochenta ofreciendo clases de vegetarianismo, iridiología, cocina natural, terapias de purificación, técnicas de relajación y masaje unificador, dentro de un modelo que creó de “Autosananción para todos”. Durante diez años tuvo un programa de radio dirigido a la soledad de la calle, el cual llegaba a cárceles, a deambulantes y solitarios a quienes les pedía que agarraran cualquier radio de transistores y escucharan lo que ella tenía que decirles. 

ArtesMisticas-216.jpg

Ha corrido el camino junto a su único hijo, Swami Prem Yakeen, además de padre prolífico, que obviamente es su mejor obra. Con él funda “Forever Young”, centro de relajación para la salud total. Crea también la OM Shanti Ragyi International Yoga Foundation, para educar en las artes místicas. Fundación que la lleva a la Escuela de Artes Místicas y a publicar el libro “Mujeres celebran bajo la luna”, un calendario de mandalas (círculos con figuras geométricas que favorecen la meditación) para colorear. 

Organiza los Círculos de Paz en la Niñez y la Juventud y, desde el 1998, coordina y ofrece lo talleres de “Yoga en Cristo”, en el templo Unity de Santurce, institución para la cual elaboró un estudio integrador entre el yoga, como disciplina científica y unificadora, y los principios del movimiento Unity. Un trabajo que ha resultado en una magnífica aportación para eliminar adicciones y fortalecer el espíritu. La palabra “espiritual” atemoriza a la gente ¿Por qué? “Porque la relacionan con miedo, con culpa, con pecado. Por eso la fusión de ‘Yoga en Cristo’. Escribí dicho libro para ayudar en la conciencia espiritual. Si la gente deja el miedo a las religiones y logra entender que la espiritualidad no está reñida con nada, que para ser espiritual, no tienes que cambiar tu forma de ser”.

¿Y cómo puede el país, en estos momentos tan agitados, elevarse hacia su espiritualidad? “Estando conscientes de nuestros actos y, todo el tiempo, decidir escoger la paz. Lo cual implica que veamos cada problema y cada situación de vida como un ejercicio para ejercitar la conciencia. Decir: ante este problema escojo ver su lado positivo y crecer. La alegría siempre es una decisión. Entonces, la vida nos llevará a la felicidad, no importa dónde estemos, si es un caos, un dolor o una fiesta”. 

¿Y Puerto Rico? “A mi país lo veo con esperanza. Hay que recuperar lo posible, hay que recuperar el poder interior. Somos una joya en medio de un océano, de un planeta. Me siento tan agradecida de vivir acá. En nuestra isla triunfa lo espiritual por encima de la oscuridad. Si esto fuera más oscuro que lo espiritual, no estaría aquí. Pero veo cómo las personas cambian. Son miles los que ahora meditan y practican yoga. Lo que pasa es que sólo se habla de lo malo. Y se repite y se repite. Pero éste es un país bien espiritual y lleno de luz. Depende de nosotros el crear, enderezar, tener paz”. 

Ésa es su visión y ésa, su convicción.

Shanti Ragyi es la fundadora de la Escuela de Artes Místicas y de Om Shanti Ragyi International Yoga Foundation, dedica su vida al bienestar de los demás, mediante las técnicas de relajación y bienestar que ella misma practica.

El Masaje - Mucho más que una terapia

Yakeen Carrión,
Licensed Massage Therapist

En mi experiencia de más de 26 años ofreciendo masaje terapéutico he realizado que es una gran herramienta para nuestro bienestar. Sus beneficios no solo se limitan al bienestar del cuerpo físico sino que se extienden a la salud mental, el balance emocional y hasta el encuentro con nuestra propia espiritualidad. 

ArtesMisticas-287.jpg

Muchas veces he escuchado frases como: “Me siento nuevo” o “Que gran falta me hacía esto” en referencia a ese estado de liviandad, restauración y reposo.  Pero aún más allá el masaje terapéutico puede ser una gran herramienta para mantener una salud óptima y vivir de forma longeva y saludable. De hecho estoy convencido que los terapistas de masaje puede ser un eslabón importante en la salud preventiva de cualquier individuo, familia o comunidad.

Esto porque todos los días estamos trabajando con cuerpos, emociones y pensamientos que nuestros clientes nos comunican y presenciamos la gran diferencia que provoca el masaje. En una persona cansada podemos observar restauración, en alguien que está frustrado y desmotivado podemos observar ánimo, en una persona que se siente desamparada podemos ver como muchas veces retoma la confianza en sí mismo y en un plan superior que siempre le protege.

Esto no significa que el masaje sea una panacea sino realmente un complemento a un sistema de salud que necesita espacios de afecto y descanso que complementen con la alta tecnología y la especialización que tenemos en la medicina. Esa conversación previa a un masaje que incluye entender lo que está pasando con una persona en su totalidad para entonces ofrecerle un buen masaje es parte integral de un servicio holístico. El cual se define en que se atenderán tanto los aspectos físicos, emocionales, mentales y espirituales del individuo.

5 sugerencias prácticas para maximizar tu experiencia de masaje terapéutico:

1- Conoce bien a tu Terapeuta de Masaje - pregúntale acerca de sus preferencias de técnicas y cuál el o ella entienden es mejor para ti, su educación, y aquellas facetas del bienestar humano que le interesen.

2- Selecciona el momento adecuado - El día y la hora que decidas tomar tu masaje deben permitirte aprovechar su beneficio al máximo, quizás quieras descansar o irte a dormir, por lo cual debes tener esa opción disponible. 

3- Procura integrar tu masaje a un programa de bienestar - los beneficios del masaje serán mucho más duraderos si estableces una rutina de ejercicios, hacer yoga, alimentarte mejor o todas las anteriores. La aromaterapia y sus usos terapéuticos puede ser un gran complemento al masaje.

4- Maneja tus emociones y cultiva tus relaciones - muchas veces después de un masaje nos sentimos tranquilos y muy sosegados.Es una buena ocasión para sanar cualquier relación que esté maltrecha y esto nos puede ayudar mucho a tener equilibrio emocional, así que aprovecha esta oportunidad.

5- Cultiva tu espiritualidad - Dedicarle un tiempo a tu cuerpo espiritual, cultivar la fe con la cual te sientas cómoda o cómodo y reconocer que hay un plan divino que siempre nos cobija.

En Artes Místicas contamos con masajistas licenciados, con vasta experiencia en Masaje Terapéutico. Nuestro especialista en Terapia de Masaje Holístico, Yakeen Carrión nos presenta algunos consejos a considerar al visitar a tu terapeuta holístico está disponible para sesiones de bienestar holístico en el 787-461-6080 y en www.artesmisticas.com.

Tiempo para sanar

Llevo unos 25 años como terapista de masaje y maestro de yoga. Durante este tiempo he tenido la oportunidad de entender cómo los seres humanos afrontamos las situaciones de enfermedad, las lastimadura, los accidentes y otras adversidades que nos da la vida.

Una pregunta que me he hecho muchas veces es: ¿Cómo nosotros bregamos con el dolor, con la angustia, con las situaciones incómodas de la vida?

Observo que en muchas ocasiones no sabemos qué hacer con nuestras adversidades, debilidades, fallas y experiencias adversas en la vida. Que senos hace muy difícil detenernos y reconocer que estamos lastimados. A veces en nuestro intento por zafarnos de las adversidades las escondemos, las disfrazamos o hasta las negamos. Pero la vida es hábil y nos brinda una y otra oportunidad para reconocerlas, aceptarlas, abrazarlas y en última instancia nos ofrece voluntaria u obligatoriamente sacar un preciado tiempo para sanar.

Esa capacidad de sensibilizarnos a nuestra condición humanas es la misma que nos permite abrazar a los demás en su propia condición o adversidad. Martin Luther King hizo referencia a esto en una de sus frases celebres: “Solo en la oscuridad, se pueden ver las estrellas”.

Para poder aceptar esta parte de nuestra condición humana debemos comenzar por permitirnos sentir y detenernos ante lo que nos está pasando. En el momento es que hacemos esta pausa reconocemos nuestra humanidad y nuestra vulnerabilidad. Podemos hasta recordar que nacimos completamente vulnerables y frágiles. Y somos completamente frágiles ante la incertidumbre del futuro. Igualmente moriremos en una total debilidad sin importar cuan fuerte y capaces hayamos sido durante nuestra vida.

Es sumamente interesante que cualquier esfuerzo por asegurar nuestra vida como los apegos al dinero, al prestigio, a las posesiones demuestran el gran temor que tenemos en nuestra mente a ser vulnerables. En ocasiones podemos observar a una sociedad asustada de sus propios temores y es por ello que tenemos una gran dificultad en detenernos y tomarnos el tiempo que necesitamos para sanar.

Sanar es sinónimo de aceptar. Tiene la posibilidad de relajarnos ante nuestra propia situación de vida y aceptarla para entonces manejarla con atención plena, compasión y amor. En ese momento de aceptación experimentamos una libertad que nos permite bregar desde ese espacio amplio y auténtico con las situaciones difíciles de la vida.

Cuando nos detenemos a escuchar nuestro cuerpo, las áreas de dolor que podamos sentir, o las sensaciones de incomodidad, se libera el poder de la aceptación. Un poder que nos permite movernos con calma y relajadamente a hacer lo que está dentro de nuestras capacidades sin apresurarnos, sin temor. Un sencillo ejercicio práctico es detenerte a darte un auto-masaje en los pies, de inmediato sientes las áreas de dolor, la piel, respiras profundo, te aprecias, y así te sensibilizas a ti mismo.

Cuando una persona muy ocupada se detiene y aprecia la fragilidad de un bebé, recibe la gran enseñanza de la dulzura y su ternura. Cuando atiendes con ese poder de aceptación las necesidades de ese bebé, te nutres de la luz que emana en su inocencia.

Tenemos la gran posibilidad de basar nuestro crecimiento en las experiencias de sanación. Esta sanación se mediatiza a través de nuestro propio cuerpo físico cuando libera patrones de resistencia o restricciones. Esta posibilidad está disponible para todos, sin importar edad, historial, capacidad física o motora. Todos podemos liberar alguna restricción de nuestro cuerpo si le damos la oportunidad y el tiempo para sanar. Cuando el cuerpo se siente cómodo en su propia existencia, entonces el espíritu se puede elevar y reconocer su grandeza ilimitada.

Existen tantos testimonios de personas que al dedicarse amor y aceptación propia han transformado su vida de una inconforme a una de gran satisfacción. Cuando este amor y esta aceptación son aplicados para el bienestar de otros, experimentamos la empatía y la conexión, desde ahí las relaciones se desarrollan y crecen.

El toque humano y el afecto son de gran importancia. Un toque que brinde seguridad y valore a la otra persona nos permite sentirnos seguros en nuestra propia piel. A medida que vamos envejeciendo y nuestras habilidades o facultades disminuyen, ese toque afectuoso cobra aun más relevancia en nuestra vida. Reconocemos que somos mucho más que un individuo, somos parte esencial de una gran humanidad. Esa es nuestra gran oportunidad, transformar una cultura de competencia, en una de afecto, cariño y apreciación de todos nosotros. Ese es el tiempo donde logramos sanar.

Eso es lo que las personas con impedimentos, convalecientes y conscientes nos están enseñando. Nuestra gran humanidad, y lo que significa relacionarnos desde el amor y celebrar la vida en unidad.

En las escrituras se menciona que: “Dios es amor” y todos los que hemos amado sabemos que el amor es sumamente vulnerable. Amar es el salto a la mayor vulnerabilidad. Te amo, ¿me amas tu también? Así que si Dios es amor entonces la misma divinidad es vulnerable en su esencia. La cual no nos obliga nos invita. La divinidad toca a la puerta y espera que dentro de nuestra humanidad respondamos a esa invitación.

¿Y tú, te detienes y disfrutas el tiempo para sanar?

IMG_0011.jpg

A meditar con tus niños

A meditar con tus niños

En esta colaboración compartimos técnicas para proveer estados meditativos en los niños. La felicidad es un estado natural en los niños siempre y cuando sus necesidades estén bien satisfechas. Entre estas necesidades están las más conocidas como el albergue, el alimento y el amor. Además hay una necesidad que en ocasiones se descuida y es la tranquilidad, la paz mental.

Read More

La Salud del Hombre

La Salud del Hombre

Para analizar las necesidades del hombre en relación al arte y ciencia del yoga, debemos identificar sus tres cuerpos, para atenderlo como un ser holístico: físico, mental y espiritual. En el plano físico, el hombre necesita el yoga para mantener su salud corpórea perfecta.

Read More

Orígenes

Orígenes

La maternidad y todo en nuestra vida está fundamentado en relaciones o conexiones. Desde los padres que escogimos, la profesión que decidimos estudiar o la relación íntima que quisimos establecer; todas estas interrelaciones se basaron en algún tipo de encuentro y relación especial que se dio, y en ese momento tu vida cambió.

Read More

Escribir, alivio para el alma

Escribir, alivio para el alma

El acto de escribir nos conecta con nuestra intimidad, los sentimientos afloran en aras de la expresión liberadora. Los secretos del alma se revelan por medio del ejercicio de la escritura como arte terapéutico. Muchas de estas confesiones al papel permanecían dormidas, celosamente guardadas. Dedicar un tiempo a escribir, sin censura, abre la puerta al proceso de sanación interior. Al entrar en la intimidad y aceptación de las emociones angustiosas, como el dolor frente a la pérdida de la madre, podemos escribir para sentir alivio y sanar.

Read More

Una profesión con propósito

Una profesión con propósito

Los nuevos ciclos nos inspiran, nos dan aliento y esperanza. Es un tiempo de análisis y determinación para reinventarnos, mejorar y triunfar.

El psiquiatra austriaco Viktor Frankl resaltó en su estudio del ser humano que nuestra mayor necesidad en la vida es encontrar el sentido y luego el propósito para vivirla. Desarrolló todo un sistema de valores fundamentado en esa premisa: “quién logra satisfacer tal necesidad será feliz, sin importar las circunstancias”.

Read More

Yoga… guía de vida

Yoga… guía de vida

La vida humana en todas sus expresiones es el tesoro más valioso. El cuerpo humano está compuesto por millones de unidades celulares programadas para su auto regeneración.  La mente humana es capaz de producir los pensamientos más elevados junto a las grandes invenciones artísticas, científicas o tecnológicas mientras tanto el corazón cual compás que marca el ritmo de los sentimientos que ¡nos inspiran a crear y a crecer!

Read More

Fuera de la caja, dentro de la paz

Fuera de la caja, dentro de la paz

Los padres y madres nos esmeramos por darles la mejor educación y crianza a nuestros hijos. Pero muchos no saben que para educarlos de forma efectiva, necesitamos crear un balance entre las exigencias para el logro de metas y los momentos de relajación o experiencias “fuera de la caja”.

Read More